Cómo evitar lesiones en el verano

Llega el verano y mucha gente que no suele realizar deporte de manera habitual, se pone manos a la obra. Esto puede acarrear una serie de peligros. La práctica de deporte es muy sana y recomendable, pero puede provocarnos lesiones, tanto si eres un deportista de élite como un amateur. Hoy os daremos una serie de consejos para evitar las lesiones.

Algunas de las lesiones más comunes cuando se práctica deporte son:

  • Los esguinces:

Afectan al tejido que mantiene unidos los huesos en una articulación y es muy habitual cuando ejercitamos sin control. Son las más frecuentes en la playa y se producen debido a la práctica de juegos acuáticos o sobre la arena. Los deportes con mayor riesgo son el fútbol, voleibol y windsurf.

¿Cómo evitarlos? Importantísimo, calentar antes de realizar el ejercicio físico e ir aumentando la intensidad del ejercicio de manera progresiva.

  • Los tirones de espalada o en la ingle:

Suelen aparecer a los jugadores de fútbol o rugby, son difíciles de prevenir. Una vez que lo tenemos, es recomendable mantener algo de reposo y espaciar las sesiones deportivas hasta que se atenúe la molestia.

  • Calambres y dolores en las espinillas (suele aparecer después de carreras largas):

Un calzado inadecuado o una superficie muy dura pueden agravarlo.

  • La rodilla:

Es la que más sufre el impacto del deporte y la que presenta las lesiones más graves.

Para evitar dañarlas, ante la práctica de cualquier deporte, lo fundamental es realizar una rutina de ejercicios previos para prevenir las lesiones.

  • El “codo de tenista” y el “hombro de nadador” muy común en la práctica de tenis y natación.

Para evitar lesiones durante el verano, especialmente aquellas personas que solo realizan deporte en esta época, es muy recomendable la práctica de métodos como el yoga o el Pilates. Ya que trabajan tu musculatura y equilibrio con la resistencia del propio cuerpo.

Antes de realizar un ejercio físico calentar, escuchar lo que nuestro cuerpo nos dice, no hay que sobre forzarlo. El ejercicio físico deber ser progresivo y gradual en su intensidad. Hay que repartir el ejercicio físico durante toda la semana, no concentrarlo en un solo día. Utilizar una indumentaria adecuada. Al finalizar hacer rutinas de elongación y respiración que nos permitan recuperar el estado general de pulsaciones, ritmo cardiaco y tonicidad muscular.

Muy importante en esta época del año evitar la exposición a ambientes de mucho calor.

Close Cart